Saltar al contenido
Poker

Cómo Jugar al Póquer

CÓMO JUGAR AL PÓQUER

Quizás el Póquer sea uno de los juegos de cartas más famosos y de los que más se juega en el mundo. Un juego que tenemos tanto en la realidad como de manera online. Páginas webs o aplicaciones ya están destinadas a este excelente juego que además de hacer ganar algo de dinero a veces puede convertirse en un juego para trabajar nuestro cerebro.

Pero, ¿cómo se juega al póquer o póquer?

Este juego puede tener varias versiones o tipos. Es decir, existen varios tipos de póquer, los cuales veremos en otro post. Pero para explicar cómo jugar póquer, empezaremos por lo básico.

El juego, en esencia, está pensado para que participen entre 2 y 7 jugadores, pero lo mejor es que al menos sean entre 6 o 7. Eso sí, hay momentos en los que el juego podrá ser de un numero mayor de participantes o un numero menor si así se requiere o si se cambia el tipo de póquer en cuestión. Por ejemplo, en algunos torneos el numero de participantes suele ser menor.

El póquer se juega en el sentido de las agujas del reloj. Es decir, usted jugaría después del jugador de la derecha y antes que el de su izquierda. Pero no siempre empezara el mismo jugador.

Lo primero que se hace es repartir las cartas y las fichas, y se reparten 2 cartas. Pero las fichas serán en relación a lo que uno quiera. Cuando se juega con dinero, las fichas se compran en función de un coste, dependiendo del lugar donde se juegue puede variar ese coste de las fichas.

Lo primero que uno debe aprenderse para jugar al póquer es el valor de las manos que se pueden obtener o “sacar” en una jugada. Dependiendo del valor se gana la ronda. Pero uno pierde cuando se queda sin fichas con las que apostar. Es por eso que cuando quedan pocas fichas uno espera a obtener mejores cartas.

Existe un estándar para usar unas 52 cartas y en la mayoría de sus versiones diferentes de póquer no existen comodines. Cada carta, además tiene más o menos valor. El valor de las cartas de más a menos es A, K, Q, J, 10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2. En algunos momentos, el As (A) se puede usar para abajo en vez de para arriba, es decir, por debajo del 2.

El Póquer suele jugarse apostando dinero pero aun así, es preferible utilizar las fichas establecidas para ello. Por comodidad y una cierta coherencia del propio juego. Estas fichas suelen tener el valor de los siguientes números: 1, 2, 5, 10, 20, 50, 100, 500, y algunas veces en colores como blanco, rojo, azul, cuyos valores deben ser acordados antes de empezar el juego por todos los integrantes de la partida. Tras finalizar la partida, el ganador podrá canjear las fichas.